Cambio vaso de expansión y válvula de seguridad.

¿Cómo lo cambiamos?

 

Cambio vaso expansión y válvula de seguridad

Para esta ocasión nosotros Prosutel Sistemas te vamos mostrar cómo cambiar estas dos cosas.

Empezaremos recordando que el vaso de expansión por decirlo de alguna manera, es un amortiguador de las presiones.

Cuenta con una membrana que separa el aire del gas inerte.

Además como ya sabemos, cuando un líquido está frío tiene un volumen y en el momento que se calienta este volúmen aumenta.

Por lo cuál el vaso de expansión se encarga de coger ese exceso de volumen conforme los líquidos se calientan, manteniendo la presión entre límites preestablecidos e impidiendo simultáneamente pérdidas.

Un ejemplo puede ser en los coches o en las calefacciones que se utiliza para proteger entre otras cosas el circuito (como la caldera las tuberías etc), así que es imprescindible y esencial dimensionarlo bien.

Evidentemente nuestro vaso de expansión cuanto más grande sea por ejemplo la calefacción, mayor tendrá que ser.

 

 

Pa 

¿En primer lugar qué vamos hacer para cambiar el vaso expansión?

 

En primer lugar y antes de comenzar con nada tenemos que cerrar las llaves de paso y tener el circuito vacío, esto es indiscutible.

Para continuar lo que vamos hacer para poder cambiar vaso de expansión es desenroscar la tuerca que une el tubo con el antiguo vaso expansor,

Seguidamente instalaremos un racor loco de 90 grados, por si posteriormente en un futuro tuviera que acudir cualquier profesional a cambiarlo que pueda hacerlo sin complicaciones adicionales .

 

¿Qué hacer a continuación?

 

Para proseguir, inmediatamente después lo que vamos a efectuar es retirar la válvula de seguridad, (que por ejemplo en el caso de las calefacciones suelen estar taradas a 3) para sustituirla por una nueva.

Eliminamos la válvula de seguridad como hemos comentado anteriormente y recubrimos con hilo de teflón para conseguir la estanqueidad en la unión donde vamos a enroscar la válvula de seguridad para que se prense bien y la ajustaremos mirando hacia nosotros.

 

 Y para finalizar:

 

Acto seguido vamos a colocar nuestro vaso de expansión.

Utilizaremos para ello una junta de las buenas con el racor

Es fundamental que case perfectamente al levantar la tuerca y enroscamos apretando bien sin excedernos.

 

¿Cómo sabremos que todo está perfecto en nuestro cambio de vaso de expansión?

 

Sabremos que está todo perfecto en nuestro vaso de expansión, introduciendo presión y asegurándonos que no tengamos ninguna fuga.

 

¿Posible problema a la hora de cambiar el vaso de expansión?

 

Sin duda alguna un posible problema que nos puede surgir a la hora de cambiar el vaso de expansión es que la tuerca a la que está sujeto no se pueda mover porque no ceda y no exista ningún mecanismo para poder engancharlo y así poder moverlo con soltura.

En este caso vamos a tener que proceder a cortar la tubería de cobre del 22  para seguidamente poner una pieza suplementaria y así instalar el vaso de expansión y simultáneamente nos desharemos del codo roscado.

No obstante esto lo vamos hacer para instalar un racor loco que es mucho más práctico.

Cortaremos a continuación el tubo de cobre con una radial o un cortatubos para seguidamente una vez cortado, limpiar la tubería ya que seguramente queden sedimentos depositados en el, como pueden ser salitre o cal.

En cuanto a limpiar la zona afectada vamos a utilizar una lija especial y una lima para retirar lo más gordo.

 

Por último:

 

Utilizaremos un elemento abrasivo como puede ser la lana de acero para poder retirar lo menor.

Aplicaremos decapante tanto alrededor del trocito de tubería como en el interior del racor loco que vamos acoplar a la tubería.

Obviamente la pieza se colocará bien firme mirando hacia abajo.

En cualquier caso para soldar manipulando tuberías de cobre grandes como puede ser la de del 22 hay que ser más delicado que con tuberías de cobre finas.

Por consiguiente tendremos que seguir un poquito más la soldadura prestando especial atención a la parte baja.

Como ya hemos visto, verdaderamente cambiar el vaso de expansión y la válvula de seguridad son una operación muy sencilla .

La única precaución a tener en cuenta es que no tengamos agua en el circuito, ya que esto tiene una especial relevancia y de lo contrario podríamos sufrir algún accidente.

 

 

 

 

Para más información 

 

Además para ello podéis consultar el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los edificios, RITE.

En el se indica el diseño y el calculo de los depósitos de expansión y por esta razón debe llevarse a cabo de acuerdo con la Norma UNE 100155:2004. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Hola! Click aquí para conectar con nuestros departamentos

Habla con nosotros