Progreso de lectura:

Elegir el compresor de aire adecuado

Elegir el compresor de aire adecuado

Eme

29 septiembre, 2022

 

Al elegir el compresor adecuado, existen muchas cosa que considerar. ¿Caballo de fuerza? ¿PSI? CFM?. Es esencial comprender lo que realmente vas a necesitar y cómo averiguarlo.

Que elijas un compresor de aire basándote únicamente en la potencia podría afectar negativamente los gastos operativos generales.

Al elegir un compresor de aire una de tus principales preocupaciones debe ser “¿cómo puedo obtener la mayor cantidad de aire comprimido por el costo total más bajo?”

Muchos consumidores solo consideran la inversión inicial en la máquina, sin darse cuenta de que probablemente gastarán más en electricidad el primer año para hacer funcionar la máquina que el precio de compra.

 

 

Por lo tanto, el primer paso para elegir un compresor será:

 

Determinar la demanda de litros por minuto o CFM exige tu planta. CFM describe la tasa de flujo de volumen de aire comprimido. Dimensionar incorrectamente el compresor puede costar miles de euros en electricidad desperdiciada.

Es importante saber en esta situación, que más caballos de fuerza no siempre es mejor. No es necesario decir que una máquina de mayor HP usa más electricidad que una más pequeña.

Para dos compresores de aire con la misma potencia, la salida de CFM podría variar hasta en un 25 % entre empresas y modelos.

Para tomar una decisión de este calibre, es importantísimo comprender que no todos los compresores están diseñados de la misma manera ni para las mismas cosas y que es posible que puedas usar un compresor de HP más pequeño y más eficiente que produzca la misma cantidad de CFM, lo que te hará no perder dinero.

Ya hemos dicho que no todos los compresores se fabrican de la misma manera.

 

Entonces ¿Cómo puede un consumidor conocer las clasificaciones de CFM, las de HP y el uso total de energía? – Elegir el compresor adecuado.

 

Por ejemplo en E.E.U.U. varios fabricantes se dieron cuenta de este dilema y crearon un grupo llamado CAGI (Compressed Air and Gas Institute). Cada fabricante de aire comprimido acordó que sus compresores fueran probados y verificados de forma independiente.

Una vez verificadas las hojas de datos certificadas, se publican públicamente en el sitio web de cada empresa con información clave para facilitar tu decisión.

En cada hoja CAGI, la cantidad de CFM que produce el compresor a una presión determinada, el PSI (libras por pulgada cuadrada) máxima que se puede producir y la eficiencia del compresor en KW/100Cfm (similar a los litros por kilometro de un vehículo) se puede encontrar la calificación.

Si quieres también puedes ampliar la información leyendo más entradas en nuestro blog, por ejemplo, ¿es peligroso un compresor de aire?

 

0 comentarios

Entrada anterior Entrada siguiente

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien cambiar su configuración   
Privacidad