filtro de aire comprimido

filtro de aire comprimido

Eme

2 marzo, 2021

Filtro de aire comprimido

Consideraciones para seleccionar un filtro de aire comprimido

El aire comprimido no es inherentemente limpio.

Al igual que el entorno ambiental del que se extrae, el aire de tu compresor está lleno de partículas, aerosoles y vapores que pueden contaminar los procesos y productos finales, así como dañar la maquinaria y otros equipos.

¡Aquí es donde entran los filtros de aire comprimido!

Al implementar un sistema de filtración robusto, estás mejorando la calidad del aire comprimido al mismo tiempo que aumenta la eficiencia de su sistema.

Ten en cuenta que la cantidad y los tipos de filtros necesarios dependerán de la calidad del aire que requiera su aplicación o proceso. Ahora veamos los diferentes tipos de filtros, así como las preguntas que te puedes hacer, que te ayudarán a elegir los filtros correctos para tu compresor.

Tipos de filtros de aire comprimido

Lo primero, ¿Qué es un filtro de aire comprimido?

La respuesta es simple. Es una pieza del equipo de aire comprimido auxiliar que ayuda a eliminar cualquier contaminante no deseado y potencialmente dañino del aire comprimido.

Como mencioné anteriormente, estos contaminantes pueden ser aerosoles, partículas o vapores. Las partículas son partículas sólidas pequeñas, como polvo, suciedad, partículas metálicas de la corrosión de las tuberías y polen.

Los aerosoles son pequeñas gotas de líquido (es decir, aceite y/o agua, según el tipo de compresor) y los vapores son líquidos que se han convertido en gas.

Los filtros de aire comprimido se dividen en tres categorías:

Filtros coalescentes, filtros de eliminación de vapor y filtros de partículas secas. Si bien cada tipo finalmente produce el mismo resultado (la eliminación de contaminantes), cada uno de los tres funciona de diferentes maneras:

  • Filtros coalescentes

Eliminar el agua, el aceite y los aerosoles del aire mientras que una barrera de re-arrastre evita que los contaminantes vuelvan a entrar en el aire.

Estos filtros también eliminan las partículas del aire comprimido, atrapándolas dentro del medio filtrante, aunque esto puede provocar caídas de presión si no se cambian con regularidad.

Los filtros coalescentes eliminan muy bien la mayoría de los contaminantes, reduciendo los niveles de partículas hasta un tamaño de 0,1 micrones y los líquidos hasta 0,01 ppm.

Una alternativa de bajo costo a un filtro coalescente es un eliminador de neblina.

Si bien no produce el mismo nivel de filtración que los filtros coalescentes, ofrece una caída de presión menor (aproximadamente 1 psi).

Esto permite que los sistemas funcionen a una presión más baja, lo que ayuda a reducir los costos de energía. Los eliminadores de neblina generalmente se usan mejor con condensado líquido y aerosoles en sistemas de compresores lubricados.

  • Filtros de eliminación de vapor

Operan sobre el principio de adsorción.

Por lo general, eliminan los aerosoles lubricantes utilizando gránulos de carbón activado, tela de carbón o papel.

Los filtros de eliminación de vapor funcionan bien después de los filtros coalescentes, ya que pueden atrapar y eliminar los lubricantes gaseosos que pasarán por el filtro coalescente.

  • Filtros de partículas secas

Se emplean generalmente para eliminar partículas desecantes después de un secador de adsorción. También se pueden implementar en el punto de uso. Los filtros de partículas secas funcionan de manera idéntica a un filtro coalescente.

¿Qué filtro es el adecuado para mi compresor de aire?

¡No todas las aplicaciones de aire comprimido son iguales!

Las diferentes aplicaciones requieren diferentes niveles de filtración, por lo que para seleccionar el tipo correcto de filtro para tu compresor, necesitas conocer realmente su aplicación.

Por ejemplo, si el aire comprimido se utiliza para industrias farmacéutica o de alimentos y bebidas, lo más probable es que necesites una calidad de aire comprimido más alta que si utilizas aire comprimido para herramientas neumáticas o llenar neumáticos.

También debes preguntarte si el aceite dañará tu proceso o si aún puede haber algo de aceite en el aire.

Si tu aplicación es sensible al aceite, la instalación de un filtro coalescente en línea puede limitar la interacción del aceite dañino con su uso final.

¡Considera también lo importante que es la eficiencia energética para tus instalaciones!

Un menor uso de energía conduce a facturas de energía más bajas, ¿y a quién no le gusta eso? Los filtros de alta eficiencia pueden producir aire extremadamente limpio (piensa en eliminar partículas de menos de 0.01 micrones) mientras minimiza la caída de presión.

¿Necesito reemplazar mi filtro de aire comprimido?

Determinar cuándo es necesario reemplazar un filtro depende de factores como las horas de funcionamiento de su compresor de aire y la calidad requerida del aire comprimido; las caídas de presión también pueden indicar que es necesario reemplazar un filtro.

Considera estas cuatro preguntas cuando pienses si debes cambiar un filtro de aire comprimido:

  • ¿Ha expirado la vida útil del fabricante?
  • ¿Ha revelado una auditoría del aire que la calidad del aire está por debajo de los límites aceptables?
  • ¿Las caídas de presión superan los niveles aceptables?
  • ¿Las caídas de presión superan el punto de cambio del fabricante?

Responder afirmativamente a cualquiera de estas preguntas indica que es hora de un nuevo filtro.

También puedes considerar reemplazar los elementos del filtro antes de que ocurran caídas de presión recomendadas o los problemas de calidad del aire, ya que el mayor costo de energía debido a una presión de aire reducida podría ser mayor que el de un filtro nuevo.

Para ampliar la información puedes leer  cómo usar y mantener filtros.

0 comentarios

Quizás también te interese leer…

0 comentarios