¿Cómo reciclar un equipo para aumentar la capacidad de un motor ?

 

En esta ocasión vamos a ver cómo reciclar las piezas y el depósito de un viejo compresor para poder también aumentar la capacidad de nuestro equipo.

Vamos a usar por consiguiente el depósito de un viejo compresor de 24 litros que nos hemos encontrado.

A pesar de que lo hemos probado y lo hemos tratado de reparar no lo hemos podido arreglar.

 

A continuación lo que vamos hacer es proceder a desarmarlo para poder reciclar sus piezas y asi beneficiarnos al volver a darles vida.

 

Tanto nuestro compresor como el viejo que vamos a reciclar son de 24 litros cada uno.

Al juntarlos vamos a obtener 48 litros utilizando un solo motor que va a ser el de nuestro compresor principal.

Vamos a llenar el depósito de éste y además vamos a reciclar el compresor antiguo utilizando su depósito.

Comenzaremos por retirar todas las conexiones que tiene.

Tanto las de entrada como las de salida del compresor viejo y no nos olvidemos del motor, las piezas nos servirán más adelante.

Obtendremos una gran cantidad de piezas como pueden ser presostatos, el manómetro, las conexiones de entrada y de salida del compresor, etc.

Así que ahora que tenemos desarmado todo lo que nos servía del equipo antiguo vamos a realizar las conexiones para adaptarlo como depósito extra.

 

Para desarmar el antiguo compresor:

 

Para desarmar las piezas utilizaremos llaves inglesas o llaves fijas y retiraremos poco a poco las piezas que tiene el compresor instalado.

 

Cuando terminemos de desarmar todo:

 

Nos van a quedar tres entradas:

 – Una boca para la entrada.

– Otra para la salida.

– Y por último en la parte inferior se ha colocado una llave de paso de agua por si tuviéramos que vaciar el depósito debemos hacerlo desde ese lugar.

Comenzamos a reutilizar las piezas que hemos desarmado del antiguo compresor.

Hasta conseguir obtener una entrada y una salida de este depósito ya que el depósito principal va a generar aire que le inyectaremos a este antiguo o auxiliar.

En la boca lateral del compresor hemos conectado o instalado la entrada de aire

Con lo cual hemos puesto un conector donde me permita enchufar la manguera de salida de aire del otro compresor en esta boca para poder mandar aire a este depósito.

Mientras que en la boca superior colocamos las conexiones para la salida del aire del compresor hacia la pistola.

Estas son las salidas naturales del compresor.

Cuando observamos un equipo, está el motor y el tubo que genera ese aire que va por la boca lateral que se colocó anteriormente.

y que además es por donde realmente vamos a introducir el aire del otro compresor reciclado a esta boca superior.

Un compresor en condiciones normales esa es la salida, por eso hemos decidido colocarlo de esta manera.

 

Para poder colocar esta salida de aire hemos tenido que:

Como antes comentamos tenemos como resultado en el lateral la entrada del aire desde el otro compresor a este depósito.

En la parte inferior tenemos la llave de paso que nos va a permitir vaciar el tanque cuando no queramos usarlo.

Es especialmente relevante saber que no es recomendable soltar la manguera, sobretodo la del lateral, saldría el aire a presión y nos podría hacer daño o romper algo.

En la parte superior tenemos la manguera en la conexión para la salida del aire hacia la pistola.

Esta manguera sí podemos soltarla, ya que tiene una válvula que no permite la salida del aire, mientras que la válvula lateral no dispone de un sistema de seguridad por lo que sí saldría el aire a presión.

Comprobaremos que las piezas del compresor reciclado funciona bien.

 

Para ello conectamos la salida del compresor que genera el aire a la entrada que hemos creado al depósito.

A su vez conectamos la pistola de aire en la salida del compresor auxiliar o depósito extra.

Y ya tan solo nos queda poner en marcha el compresor principal para que genere aire y llene los dos depósitos, de esa forma tendremos el doble de litros.

En este caso es doble porque el depósito extra reciclado tiene la misma capacidad que el nuestro principal, si el depósito fuera más grande tendríamos la suma de los dos.

Después de unos minutos, el compresor principal u origen ya ha llenado de aire el antiguo o auxiliar y su propio depósito, con lo cual ya podemos comenzar a utilizarlo.

Para hacer la prueba de que todo está correctamente instalado y que todo funciona bien, hemos puesto una pistola de aire pero esto es optativo.

Por motivos de seguridad y para saber en cada momento qué cantidad de aire o que presión tenemos, vamos a instalar un manómetro reciclado de las piezas que retiramos del equipo antiguo.

Lo instalaremos en la entrada del compresor auxiliar y de ahí lo enchufaremos a la manguera que viene desde el compresor principal u origen, y ya estaría listo nuestro manómetro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonHabla con nosotros

Hola! Click aquí para conectar con nuestros departamentos

Habla con nosotros