Mantenimiento preventivo

mantenimiento preventivo

Eme

1 marzo, 2021

Mantenimiento preventivo

¿Por qué tu compresor necesita mantenimiento preventivo?

Necesitan Mantenimiento preventivo porque los compresores de aire son los caballos de batalla del mundo industrial.

Lo que garantiza que las necesidades de producción y aplicación se satisfagan en instalaciones de todo el mundo. Sin embargo, los compresores son solo máquinas, no son infalibles.

¡Esto es lo que hace que el mantenimiento de los compresores sea absolutamente importante e imprescindible!

En lugar de esperar a que surja un problema y tener que solicitar un servicio además de reparaciones de manera reactiva, ¿por qué no mantenerse al tanto de las necesidades de mantenimiento de tu compresor de manera proactiva?

Esto se llama mantenimiento preventivo, es decir, evitar problemas como filtros obstruidos, correas rotas y motores quemados antes de que tengan la oportunidad de arrancar.

¿Por qué es importante el mantenimiento preventivo?

El tiempo de actividad, la eficiencia y la producción confiable son elementos críticos para todas las empresas. El mantenimiento preventivo ayuda a garantizar que los compresores continúe funcionando correctamente, lo que ayuda a disminuir el riesgo de paradas

 ¿Todavía no estás convencido de la importancia del mantenimiento preventivo?

Compáralo con el mantenimiento normal del coche. Para mantener nuestros coches en óptimas condiciones, programamos visitas regulares en taller para cambios de aceite, Filtros, pastillas de freno etc..

Esto generalmente evita que surjan problemas. ¡El mismo concepto se aplica a los compresores de aire! Cuanto más esfuerzo inviertas en mantener el compresor en buenas condiciones de funcionamiento, mejor será su funcionamiento, tanto ahora como en el futuro.

Los beneficios del mantenimiento preventivo

El mantenimiento proactivo de sus compresores de aire viene con una variedad de beneficios concretos, sin importar el tamaño o la forma de su operación. Estos beneficios incluyen:

  • Esquiva ese tiempo de inactividad.

Un compresor al que no se le ha realizado un mantenimiento regular no funcionará de la mejor manera.

La contaminación, como las fugas de aceite dentro de la unidad, el aceite que debe cambiarse o los filtros bloqueados, podrían estar impidiendo que su compresor funcione como debería.

¿El resultado?

Facturas de energía más altas, una mayor huella de carbono y una reducción de la vida útil de la máquina. También pondrá tu compresor en riesgo de experimentar problemas de rendimiento con más frecuencia.

  • Evita los costes inesperados.

¡Las reparaciones de emergencia no son baratas!

Además de los costes de servicio, fácilmente podría estar viendo miles (si no decenas o cientos de miles) de euros en productividad perdida o producto final estropeado.

Dependiendo de la gravedad del problema, es posible que incluso debas reemplazar el compresor por completo; esto tampoco dice nada sobre las altas facturas de energía causadas por el funcionamiento ineficiente de un compresor.

¡No te arriesgues al pensar que así ahorras!

  • Seriedad en cuanto a la seguridad.

Es importante darse cuenta de que tu compresor no tiene que tener una falla catastrófica para contribuir a un entorno de trabajo deficiente o inseguro.

Un compresor con servicio deficiente puede generar calor y ruido excesivos, problemas invisibles o no identificados pueden provocar situaciones como peligro de incendio, cortocircuitos eléctricos; Incluso puede provocar indirectamente el mal funcionamiento de otras máquinas.

Lo último que debes hacer es descubrir el problema con tu compresor después de que provoque una lesión a un empleado.

  • Alarga su vida útil.

Los compresores de aire son una inversión significativa, lo que significa que extender su vida útil y la eficiencia de este equipo debe estar la primera de tu lista de tareas pendientes.

El mantenimiento preventivo te ayuda a lograr esto, asegurando que tu compresor funcione sin problemas durante mucho tiempo.

  • Mantente al día sobre el programa de mantenimiento.

Una ventaja del mantenimiento preventivo es mantenerse al día sobre el programa de mantenimiento.

En lugar de que una avería del compresor dicte el tiempo de servicio, puedes elegir cuándo se realiza el servicio.

¿Necesitas programarlo para un fin de semana, festivo o fuera de horario? ¡No es un problema! Mantén el control de las operaciones al incluir el mantenimiento como algo planeado, en lugar de tratarlo como una interrupción de tus planes.

Una advertencia: ¡asegúrate de cumplir con el programa de servicio sugerido siempre por el fabricante!

Tareas rutinarias de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo difiere para cada compresor según el modelo, el tamaño, el tipo de tecnología, las horas de funcionamiento y el entorno de instalación.

Esto significa que por ejemplo el mantenimiento para un compresor de pistón de 5 hp en un taller de carrocería variará de un compresor de tornillo rotativo sin aceite de 250 hp de una aplicación farmacéutica.

El manual de tu compresor describirá las tareas de mantenimiento específicas que se necesitan para el.

Dicho esto, revisar los filtros, las correas, los cojinetes, las rejillas de ventilación y los niveles de aceite del compresor (si se trata de una máquina con inyección de aceite) son componentes que deben inspeccionarse periódicamente.

Las comprobaciones de mantenimiento preventivo adicionales recomendadas incluyen:

  • Filtros de aire y separadores de aceite.

Los filtros de aire son esenciales para proteger el sistema de tu compresor de la suciedad, los desechos y otros contaminantes que de otro modo entrarían en el compresor.

Los separadores de aceite, por otro lado, ayudan a filtrar el aceite del aire comprimido antes de que el este salga del compresor (en máquinas con inyección de aceite), manteniendo limpio el aire comprimido.

Tanto los filtros de aire como los separadores de aceite son críticos y fundamentales para el funcionamiento de tu compresor y deben revisarse, limpiarse y reemplazarse a intervalos regulares.

  • Contaminación de tuberías y obstrucciones. Instalaciones de tuberías de aire comprimido.

son elementos clave para llevar el aire comprimido a donde necesita ir. Debes revisar su sistema de tuberías para detectar cualquier tipo de contaminantes, incluido el óxido y la suciedad, para ayudar a prevenir caídas de presión.

  • ¿Eso es condensación?

Al comprimir el aire, se genera aire caliente y húmedo, que se convierte en condensado. A medida que este condensado se acumula dentro del compresor, puede provocar problemas importantes, como mala calidad del aire, contaminación del proceso, etc.

¿Quieres asegurarte de que tu compresor esté perfecto en cualquier momento?

Tener un plan de mantenimiento preventivo es fundamental y seguir las sugerencias e instrucciones que el fabricante establece ayudará a que esto suceda.

¡Consulta nuestros los planes de mantenimiento preventivo aquí , o información sobre instalación y puesta en servicio, visítanos!

 

 

0 comentarios

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Redimensionar imagen