Progreso de lectura:

Compresor y válvula de succión

Compresor de aire y válvula de succión

Eme

12 septiembre, 2022

Vamos a ver todas la diferencias entre Compresor y válvula de succión.

Un compresor de aire es una máquina que introduce aire presurizado en la maquinaria para su uso.

Una válvula de succión está diseñada para llenar recipientes de líquido y gas a baja presión aspirando el líquido o el gas a través de la abertura en la parte superior del recipiente.

Aunque estas dos máquinas sirven para diferentes propósitos, ambas son herramientas esenciales en la industria.

Las diferencias significativas entre los un compresor de aire y una válvula de succión son las siguientes:

Construcción:

Un compresor de aire tiene una entrada, que está conectada a la fuente de alimentación externa. También dispone de una salida por donde sale el aire comprimido a su destino.

Cuando se suministra energía, la entrada se presuriza, comprimiendo el aire que fluye a través de ella y lo expulsa por la salida. Una válvula de succión funciona extrayendo fluidos en recipientes a baja presión utilizando una bomba de vacío.

Tiene una manguera de succión que se conecta a la tubería del recipiente de baja presión, a través del cual sifona los fluidos.

Cuando no hay fluidos presentes en el recipiente, entonces no se extrae fluido a través de la manguera. Una válvula de succión no tiene salida para que fluya aire comprimido.

Equipo auxiliar:

Un compresor de aire se puede utilizar con equipos auxiliares como mangueras, manómetros, interruptores de presión y reguladores. Estos se utilizan para diversos fines de regulación de seguridad y control de aire comprimido.

Sin embargo, una válvula de succión no requiere ningún equipo auxiliar además de la bomba de vacío, que proporciona energía.

Función:

Hay dos funciones esenciales de un compresor de aire. Estas son la función de bombeo y la función de suministro. El primero se utiliza para suministrar aire a presión para uso industrial, mientras que el segundo suministra aire comprimido.

Un compresor de aire realiza ambas funciones al mismo tiempo. Sin embargo, una válvula de succión solo tiene una función: aspirar fluidos o gases con valores de presión bajos.

Compresores de aire de alta eficiencia:

Un diseño eficiente de un compresor de aire es esencial porque puede minimizar la pérdida de energía durante su operación. Se puede lograr minimizando el número de mecanismos de transferencia de calor y caída de presión dentro del compresor de aire.

Si no es eficiente, se perderá una gran cantidad de energía. Por el contrario, una válvula de aspiración no tiene por qué ser eficiente porque no requiere energía para funcionar correctamente.

Una válvula de succión elimina de manera efectiva los fluidos de los tanques de baja presión sin desperdiciar energía ni crear una cantidad significativa de pérdida de calor.

Aplicaciones:

Un compresor de aire se puede utilizar para diversas aplicaciones que involucran el bombeo, el suministro y el sellado de aire. Ejemplos de estos incluyen equipos de construcción como pistolas de clavos, pistolas rociadoras y otros.

Una válvula de succión se utiliza para extraer fluidos de tanques de baja presión, que generalmente se encuentran en equipos contra incendios, bombas de agua, generadores y otros.

Sin embargo, algunas otras aplicaciones requieren compresores de aire con diseños eficientes. Estos incluyen aparatos médicos como escáneres MRI y CT y plantas químicas como compresores y plantas químicas.

Este último también incluye plantas petroquímicas como refinerías y plantas de coque de petróleo utilizadas para fabricar cemento.

Almacenamiento:

Un compresor de aire es un dispositivo que tiene que ser alimentado por una fuente de energía externa. Por lo tanto, solo puede funcionar cuando su fuente está conectada físicamente a él. Si la fuente externa se desconecta del compresor de aire, no funcionará.

Una válvula de succión puede operar incluso si su bomba de vacío se desconecta de ella. Es un dispositivo que no requiere un suministro constante de energía para funcionar normalmente.

Por esta razón, una válvula de succión tiene un tanque de almacenamiento que recoge los fluidos sifonados por la válvula de succión hasta que se necesita. Le permite funcionar mucho después de que se haya desconectado la alimentación.

Costo:

Los compresores de aire son menos costosos que las válvulas de succión tanto en costo como en mantenimiento. Una válvula de succión también es menos costosa en costos de mantenimiento y reparación ya que no necesita equipo o maquinaria adicional para operar.

No tiene tanque de almacenamiento, por lo que el único costo que se debe pagar es la bomba de vacío, que le proporciona energía.

Volumen:

Un compresor de aire puede producir una cantidad significativa de aire comprimido a través de sus tuberías de alta presión. Este aire se puede utilizar para diversas aplicaciones.

Una válvula de succión, sin embargo, solo maneja la eliminación de fluidos a valores de baja presión. Estos fluidos son sifonados por la bomba de vacío y almacenados en un tanque hasta que se necesiten.

Tasa de flujo:

El caudal de un compresor de aire es muy alto. Lo hace ideal para industrias a gran escala que requieren grandes volúmenes de aire comprimido. Sin embargo, una válvula de succión solo sifona fluidos en un volumen pequeño, ideal para aplicaciones pequeñas.

La seguridad:

Los compresores de aire tienen una amplia gama de posibles riesgos de seguridad que deben monitorearse y controlarse para evitar que causen daños o sufran efectos adversos.

Las precauciones de seguridad incluyen proteger al usuario de descargas eléctricas y controlar el caudal de aire comprimido. Estas precauciones se aplican estrictamente cuando se utiliza un compresor de aire en un entorno industrial o comercial.

Sin embargo, una válvula de succión no requiere ninguna precaución de seguridad ya que es un dispositivo que no involucra ningún componente eléctrico. Su funcionamiento no causa daños ni sufre efectos adversos para el usuario.

Una válvula de succión no tiene un tanque de almacenamiento que permita que cualquier cantidad de fluido se asiente en ella. Significa que no hay peligro de fugas eléctricas en él.

Consumo de energía:

Los compresores de aire consumen mucha energía en comparación con las válvulas de succión. Por lo tanto, los compresores de aire son utilizados solo por grandes establecimientos industriales y comerciales que requieren grandes volúmenes de aire comprimido.

Las válvulas de succión no usan mucha energía ya que solo requieren una bomba de vacío para sacar los fluidos que se encuentran en los tanques de baja presión.

Arranque y parada:

Un compresor de aire necesita energía externa para comenzar a funcionar. Significa que solo puede funcionar cuando su poder está conectado a él. Una vez que se desconecta su alimentación, dejará de funcionar hasta que se vuelva a conectar su alimentación.

La válvula de succión no necesita energía para comenzar a funcionar o dejar de funcionar. Lo único que requiere es su bomba de vacío y tanque para almacenar el fluido sifonado por la bomba de vacío.

Conclusión  –  compresor y válvula de succión

Es crucial entender las diferencias entre un compresor de aire y una válvula de succión antes de hacer tu elección. Ambos dispositivos tienen pros y contras, que pueden ser beneficiosos o perjudiciales según la industria o el entorno en el que se utilicen.

Si quieres también puedes ampliar la información leyendo más entradas en nuestro blog, por ejemplo, sobre cómo saber si necesitamos en nuestro compresor un regulador de aire.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada anterior

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien cambiar su configuración   
Privacidad